Calle de los Suspiros – Colonia

Colonia del Sacramento es un viaje en el tiempo gracias a sus diferentes monumentos, su arquitectura, sus calles y entornos coloniales que puedes descubrir y apreciar.

Entre muchos de ellos destacan la famosa Calle de los Suspiros, además de ser una de las más visitadas por los turistas al llegar a esta hermosa ciudad, se destaca por su alto valor histórico, su resaltante estilo colonial y por mantener esa impresión de que el tiempo no ha pasado.

Se encuentra rodeada de casas construidas hace más de 250 años y que aún se encuentra en perfecto estado. Una de esas casas es actualmente una galería de arte abierta al público todo el día y en la que se pueden apreciar las técnicas de construcción de la época.

El Origen del nombre de la calle

El nombre original de la calle es “Ansina” pero se le conoce como Calle de los Suspiros. ¿Por qué? Existen por lo menos dos leyendas sobre este nombre y las podrás conocer muy bien cuando la visites.

Pero para adelantarte un poco, te contamos que la primera leyenda habla de que en esta calle se encontraban varios prostíbulos a los que acudían los marineros que llegaban al puerto de Colonia, cuando estos veían a las mujeres pasar las piropeaban y suspiraban.

Otra leyenda indica que por esta calle eran trasladados los esclavos y prisioneros condenados a muerte quienes suspiraban por el desenlace fatal que les esperaba.

Si quieres conocer la calle de los suspiros puedes hacerlo por tu cuenta o si lo prefieres, tomar un paseo guiado o city tour, que sale del barrio histórico y te y te llevará a esta calle y otros atractivos de la ciudad.

Horarios para visitar a la Calle de los Suspiros

Para visitar esta hermosa calle llena de historias y leyendas no existe un horario, puedes hacerlo en cualquier momento incluso de noche cuando la calle se ilumina totalmente para el disfrute de propios y visitantes.

¡No te olvides de tomar una foto para que te lleves contigo este hermoso recuerdo!

La ubicación de la Calle de los Suspiros

Imágenes: De Flc1980Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, Enlace